miércoles, 25 de marzo de 2015

En el decenio afro


Por Carlos Alvarez Nazareno * 
Este 21 de marzo, Día Internacional de Lucha contra la Discriminación Racial, denominado por las Naciones Unidas en conmemoración de la masacre de Sharpeville, Sudáfrica, encuentra al movimiento afro frente a grandes expectativas, en un año complejo y de densa agenda de trabajo. A nivel internacional comenzó el Decenio para los y las Afrodescendientes (2015-2024, Resolución No 68/237 - ONU), bajo la consigna “Reconocimiento, Justicia y Desarrollo”. Estos aspectos resultan claves para la población afrodescendiente que requiere del fomento de políticas sociales y de inclusión que permitan, en esta década venidera, un cambio estructural que contrarreste las secuelas que nos ha dejado el proceso esclavista, colonialista y racista a lo largo de todo el continente americano. El proceso de ruptura con los bloques hegemónicos de poder, la visibilización e inclusión de colectivos que históricamente quedaron fuera de un modelo eurocentrista y capitalista, son algunas de las transformaciones que nos alegran de ser latinoamerican@s. Una región que a través de los gobiernos populares ha puesto en marcha el motor del desarrollo de los pueblos, dando señales fundamentales en torno de la visión de inclusión social que se necesita para generar mayores niveles de igualdad e integración social, económica y cultural para nuestros pueblos. 

De pie, la comunidad afro en Argentina comenzó a estar visibilizada por un Estado otrora ausente. Ya nadie puede negar nuestro aporte e histórica presencia, ni tampoco la actual migración de colectivos africanos que llegan a estas tierras en busca de mejores condiciones de vida. Pero la discriminación sigue presente y es necesario seguir denunciando y combatiendo el constante hostigamiento, represión y secuestro ilegal de mercadería que a diario sufren los migrantes africanos no sólo en la Ciudad de Buenos Aires sino también en diferentes localidades de las provincias de Córdoba y Buenos Aires. Los canales de noticias se hacen eco de los abusos policiales en Estados Unidos, que en varios casos han causado muertes, y de los “barcos” cargados de inmigrantes que son abatidos antes de que pisen suelo europeo. Sin embargo, el racismo de la Policía Metropolitana y de los inspectores municipales del gobierno de Mauricio Macri no merece el más mínimo interés televisivo.

Como afrodescendientes sabemos qué nos lesiona y debe cambiar: las políticas represivas y de hostigamiento de las fuerzas policiales; la destrucción de sitios de memoria social y cultural afro realizados por el macrismo, como la posible demolición de la Casa Suiza, histórico lugar de encuentro de l@s afroporteñ@s, el enrejamiento del Parque Lezama, un lugar de tráfico y venta de esclavizados en épocas de la colonia y resignificado como referencia cultural del candombe en el barrio de San Telmo.

Sabemos que se vienen realizando políticas de inclusión que deben continuar y ser profundizadas: el reconocimiento de los aportes a la identidad nacional de la comunidad afro, la inclusión completa de la variable afro en el próximo Censo Nacional, los programas focalizados en los jóvenes y adultos mayores afrodescendientes (que son los más postergados a la hora de hablar de ingresos), el combate al racismo en el lenguaje, la política de visibilización de la identidad afroargentina que llevan adelante la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, el Inadi, el Ministerio de Cultura y el de Educación de la Nación, la Cancillería, entre otros.

El desafío para el movimiento afro y todos quienes luchamos contra el racismo será defender los logros alcanzados, para mantenerlos y profundizarlos. No estamos al margen de la coyuntura nacional, actuamos en defensa de nuestros intereses y exigimos que los programas de gobierno, de los que tan poco se habla, incluyan objetivos y compromisos reales de cara al Decenio de los Afrodescendientes para que el reconocimiento, la justicia y el desarrollo también nos incluyan.

* Presidente Agrupación Afro Xango

Tomado de http://www.pagina12.com.ar/diario/sociedad/3-268757-2015-03-23.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario